ADJUDICACIÓN CASA DE LES VÀLVULES

eurocatalana resulta adjudicataria de las obras de adecuación del espacio interior de la Casa de les Vàlvules de la Torre de les Aigües.

La Torre de les Aigües del Besòs o Torre d’aigües de MACOSA, es una edificación del distrito de Sant Martí de Barcelona. Fue construida en 1882 bajo la dirección del arquitecto municipal de Sant Martí de Provençals, Pere Falqués i Urpí. Su función era garantizar el suministro de agua a la ciudad de Barcelona. Posteriormente fue utilizada en el abastecimiento de la zona, muy industrializada. Actualmente tiene funciones esculturales. La Torre forma parte del skyline de Poblenou, testimonio de su pasado industrial. Es un edificio protegido como Bien Cultural de Interés Local.

El proyecto original del arquitecto Pere Falqués (entonces arquitecto municipal de Sant Martí de Provençals), preveía una torre con una altura de 80 metros y dos depósitos, uno a 40 metros y el otro a 80 metros. El agua, impulsada por las bombas instaladas en la Casa de las Vàlvules, penetraba a través de una corta galería y remontaba por el ojo central de la torre hasta llegar a lo alto del depósito, donde se vertía al interior del depósito. Finalmente, el miércoles 21 de junio de 1882 llegó el gran día de la inauguración. La Torre de les Aigües no estaba terminada aún, y tenía 51 metros de elevación -así nos ha llegado a nuestros días- establecidos hasta el primer depósito de 600 m3.

En 1895, la Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB) la adquirió con la idea de darle un uso industrial, si bien la mayor parte de las fábricas del entorno ya se abastecían de sus propios pozos. Finalmente, en 1922 la familia Girona compró la torre y los terrenos colindantes para integrarlos en su fundición, fabricante de estructuras de metal y maquinaria ferroviaria (más adelante rebautizada como Material para Ferrocarriles y Construcciones SA, Macosa). Durante setenta años la Torre de les Aigües proveyó de agua el sistema de refrigeración de los dos trenes de laminación con el paréntesis de la guerra, cuando la empresa metalúrgica fue colectivizada y reconvertida en fábrica de armamento, y la torre fue un improvisado almacén de armas coronado por una batería antiaérea.

En 2010 Agbar y el Ayuntamiento de Barcelona financiaron las obras de rehabilitación, que duraron tres años y que han querido respetar la obra original. Se hizo una pequeña musealización del espacio y se instaló una escultura de Blinky Palermo. Los trabajos los dirigió el equipo formado por los arquitectos Antoni Vilanova y Eduard Simó, el arquitecto técnico Joan Olona y la geógrafa e historiadora Mercè Tatjer.

Las obras que se llevarán a cabo consisten en la adecuación interior, instalaciones y equipamiento, para la futura disposición de la museografía.

Fuente Viquipèdia

Casa de les Vàlvules